Feeds:
Entradas
Comentarios

La Misión off topic.

Todas las fotos de los posts La Misión Cumplida son de Angie, Jorge, Marcelo Tucuna y Eric Schroeder, estos últimos dos grandes fotógrafos de aventura.

Misión cumplida (7).

Misión cumplida (6).

Ya en la ruta, a solo 6 kilómetros de la llegada.

Misión cumplida (5).

En el PC3 patys, carbonadas y cocuchas nos reviven, después de 5 largas horas de caminata. Ya son pasadas las diez de la noche, hora de emprender la vuelta por el mismo camino.

Misión cumplida (4).

Saliendo del Mallín de las Nieblas hacia el tedioso camino que llevaba al PC3.

Misión cumplida (3).

Parada técnica en el Mallín de las Nieblas, uno de los lugares más bellos que creo existe en La Angostura. Un poco de comida, arreglo de pies y a seguir. En la foto junto a Diego Gervasi.

Misión cumplida (2).

Bajada del Cerro Bayo, apenas unas horas después de largada la carrera, atrás del corredor de rojo con el número 18. Ráfagas de viento cruzadas que hacían difícil el avance.

Misión cumplida.

Misión cumplida. Más de 160 km de trekking en esta edición 2010. Sendas, montañas, filos, valles, mallines y bosques de Villa La Angostura fueron el escenario de esta aventura que duró, para quien postea, unas 54 horas con 50 minutos (el tiempo máximo permitido es de 76 horas). Hubo de todo: ráfagas que superaron los 130 km/h arriba del Cerro Bayo, sensaciones térmicas por abajo de los 20 bajo cero en los filos, acompañado de muchos tramos con nieve durante la primera noche.
Otros datos:
. Máxima altitud alcanzada: 1895 metros
. Total ascendido: 6387 metros
. Total descendido: 6432 metros
. Clasificación general: puesto 96 (sobre 196 corredores)
. Clasificación individual: puesto 74
. Abandonos: 145
. El mapa de la carrera aquí
En la foto el equipo de lujo con el que hice esta Misión 2010. Con garra, corazón, solidaridad, humor y por sobre todas las cosas, siempre tirando para adelante, con la idea de que todos salen y todos llegan juntos. Y así fue. De izquierda a derecha, la Armada Brancaleone: Gustavo Wofcy Diez (quien postea), Diego Gervasi, Ariel García y Hugo Mora.
Con esta carrera, ya están adentro los 4 puntos que me faltaban para el Ultra Trail del Mont Blanc.

Fue un camino largo. Muchas horas de entrenamiento, mucho gym, salidas en solitario que parecieron eternas, salidas acompañado que fueron muy buenas. Hizo frío, calor, llovió, sopló poco viento, a veces mucho. Recuerdo que también nevó: estuvo buenísimo correr con nieve y barro. Me sé la barda neuquina de memoria. Aunque cada vez que salía a correr no era la misma, el paisaje siempre cambia, va mutando en cada estación. Dejé por ahí 13 kilos de mi cuerpo que evidentemente, sobraban: ahora corro más liviano, las rodillas ya no duelen y después de mucho tiempo, empecé a correr relajado. Algo que decirlo parece fácil. Hacerlo no tanto. Empecé a disfrutar el correr. A siete días de la carrera del año, no puedo decir otra cosa que «ya está». Nos vemos a la vuelta. Me pueden seguir en la carrera desde lamisionrace.com.ar